Razones para no aguantar más las ganas de orinar. Razones para no aguantar más las ganas de orinar.
Es probable que en más de una ocasión hayas aguantado las ganas de orinar, solo porque no estás en tu casa o porque las... Razones para no aguantar más las ganas de orinar.

Es probable que en más de una ocasión hayas aguantado las ganas de orinar, solo porque no estás en tu casa o porque las condiciones del baño no son las más idóneas. Pero, quizás, otras veces lo haz hecho porque prefieres a terminar esa actividad que estás haciendo antes de ir a orinar, lo cual resulta dañino para tu cuerpo y te puede traer como consecuencia graves problemas para la salud, pues al organismos verse imposibilitado de eliminar los desechos que le sobran, comienza a esforzar de sobre manera los órganos encargados de esa función.

Pero si aún tienes dudas y no te queda muy claro por qué no aguantar las ganas de orinar, sigue leyendo este artículo:

Al orinar el cuerpo bota aquellos residuos que el cuerpo ya no necesitan y con ello, se produce la expulsión de las bacterias que se alojan en la uretra, evitando que estas terminen en zonas profundas del tracto urinario. Por tal razón, cuando orinamos con poca frecuencia o retenemos la micción aumentamos las posibilidades de que las infecciones proliferen y, por ende, de presentar serios problemas de salud.

Cuando se retiene la orina se corre el riesgo de que se produzca una infección en el interior de la vejiga por la acumulación excesivas de bacterias en el tracto urinario. Esta situación provoca una inflamación de la vejiga que deriva en molestos síntomas como: dolor en el vientre, ardor, escozor al orinar y necesidad frecuente de miccionar.

No orinar cuando se tienen ganas también trae como consecuencia lo que se conoce como reflujo vesico-uretral, una dolencia que se da cuando la orina retorna a la uretra y a los riñones o se da una infección renal conocida como pielonefritis, la cual es ocasionada por la proliferación de las bacterias que, previamente, causaron una infección urinaria y se multiplicaron hasta llegar los riñones. Sus síntomas son: dolor abdominal, molestias en la ingle, fiebre, necesidad continua de orinar, ardor, dolor al miccionar y en algunos casos sangre en la orina.

También al aguantar las ganas de orinar aumentamos el riesgo de padecer cálculos renales. Es decir, la proliferación de cristales sólidos que se forman en los riñones y que generan fuertes dolores tanto en la zona abdominal como en la espalda. También se puede presentar orina con sangre, fiebre, vómitos y náuseas.

Es importante tener bien claras las consecuencias de aguantarse las ganas de orinar y lo perjudicial que puede ser esto para nuestra salud. Por ello, se hace necesario que orines cada vez que sientas necesidad y que evites dejar para después las ganas de orinar. Pues, de esa manera, te asegurarás de que tu cuerpo eliminen como es debido las toxinas y residuos que ocasionan daños a tu organismo.

Fuente:

http://salud.uncomo.com/articulo/por-que-es-malo-aguantarse-la-orina-29197.html#ixzz3uJBIXLaI

No hay comentarios hasta ahora.

Haz clic para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Real Time Analytics