¿Sufres del síndrome de fatiga crónica? ¿Sufres del síndrome de fatiga crónica?
Nuestro ritmo de vida acelerado nos hace desgastar energía de la peor forma, conllevándonos a sufrir del síndrome de fatiga crónica. Esta enfermedad se... ¿Sufres del síndrome de fatiga crónica?

Nuestro ritmo de vida acelerado nos hace desgastar energía de la peor forma, conllevándonos a sufrir del síndrome de fatiga crónica.

Esta enfermedad se basa en una sensación de falta de energía, agotamiento o desgano la cual está relacionada con la somnolencia (necesidad de dormir) o apatía (sentimiento de que nada importa). En términos médico la astenia define este síndrome, el cual para poder ser considerado crónico debe ser prolongado en el tiempo.

La falta de energía comúnmente se relaciona con el estrés y la falta de vitaminas. Pero el factor principal para este tipo de desgano es nuestro estilo de vida. Tener una alimentación desequilibrada y poco balanceada, el sedentarismo, malos hábitos de sueño, alcoholismo, tabaquismo… influye notablemente en el desarrollo del síndrome de fatiga crónica.

Según Wikipedia la fatiga crónica “es una enfermedad clasificada por la OMS con el número G 93.3.en el CIE-10, dentro de enfermedades neurológicas; la Organización Mundial de la Salud lo considera como una enfermedad neurológica grave y aparece en la lista americana de enfermedades infecciosas nuevas, recurrentes y resistentes a los medicamentos. Puede afectar de manera progresiva al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrinohttps://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_fatiga_cr%C3%B3nica

Si desde hace un par de semanas te has sentido un poco apático, sigue leyendo para que identifiques más síntomas y así puedas determinar si te está agobiando esta enfermedad:

  1. Nunca habías experimentado tanto cansancio y fatiga como ahora, por más que descanses sigues sintiéndote igual.
  2. Si realizas algún tipo de actividad física y/o ejercicio la fatiga se incrementa.
  3. Sientes dolores de cabeza, garganta y en las articulaciones.
  4. Denotas una sensibilidad en los ganglios linfáticos tanto del cuello como en la axila.
  5. Experimentas fiebre leve.
  6. Tienes debilidad muscular en todo el cuerpo o en algunas partes específicas. Esto lo sientes sin tener ningún otro tipo de padecimiento.

Si has identificado la gran mayoría de estos síntomas, acude a un especialista quien te ayudará a tratarlos. Generalmente las personas que padecen el síndrome de fatiga crónica también experimentan depresión y otros problemas psicológicos que mejoran si son tratados.

Hay actividades que puedes realizar para sentirte mejor, entre ellas se destacan: tener una alimentación saludable, tomar terapia cognitivo-conductual y aprender técnicas para el manejo del sueño. Con esto y lo que te indique el médico irás teniendo una progresiva recuperación.

Generalizando te puedo recomendar que para evitar caer en la fatiga crónica realices ejercicios de forma regular, consumas abundante agua, practiques formas de relajación, evites situaciones de estrés, mantén regularidad en tu sueño, evita consumir alcohol, tabaco, cafeína en exceso y drogas. Si hay alguna situación fuerte que no logras manejar acude a una consulta psicológica para una orientación antes de que dicho inconveniente termine agobiándote y dañándote más.

Fuente: http://www.revistabuenasalud.com/cansancio-cronico-como-combatirlo/

 

No hay comentarios hasta ahora.

Haz clic para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Web Analytics